Stonehenge da la bienvenida al verano


Cada 20 de junio, miles de personas se reúnen alrededor del prehistórico monumento de Stonehenge, en Reino Unido, para dar la bienvenida a la estación más calurosa del año. Cuando viví en ese país, aproveché para acercarme y vivir esta experiencia en primera persona.

solstice stonehenge

Stonehenge es un monumento megalítico del neolítico situado cerca de Amesbury y Salisbury en el condado de Wiltshire inglés. Se constituye por bloques de rocas metamórficas rectangulares de gran tamaño distribuidos en cuatro circunferencias concéntricas que, en un principio, se coronaban por dinteles de los cuales hoy en día se conservan apenas siete. En total suman 30 metros de diámetro.

El solsticio de verano es el día más importante del año en Stonehenge. Si tenéis la oportunidad de vivirlo os llevaréis un bonito recuerdo de Inglaterra. Es el único día del año en que se pueden tocar las piedras y de alguna manera ‘sentirlas’ y por eso los que allí se acercan aprovechan al máximo la ocasión.

solstice stonehenge

Acerca de esta construcción aún quedan muchos misterios que resolver, ya que se siguen haciendo especulaciones hacia su origen y su función, debido a que pocos escritos se encontraron sobre él. Aunque lo que sí parece que está más o menos claro es que las alineaciones de las rocas que la componen muestran que su propósito, de alguna manera, era poder predecir las estaciones y determinados fenómenos astrológicos como las eclipses lunares y los solsticios.

Así es como la parte superior de la Heel Stone (piedra del Tacón) coincide con la línea del horizonte, por encima de la cual el Sol sale en el solsticio de verano, cada madrugada del 21 de junio, el día más largo del año.

solstice stonehenge

Durante la noche y hasta el amanecer, algunos grupos realizan bailes espirituales evocando la llegada del verano y ello hace que sea un momento muy especial. Aunque no voy a mentiros: aunque el evento se celebre bajo el nombre de ‘Festival’ no esperéis encontrar mucha fiesta, ya que ni siquiera hay música a parte de la que tocan estos grupos con sus propios tambores.

Algo que me llamó bastante la atención es que sobre las 10 de la noche la gente se echa a dormir durante unas horas en el propio suelo para que la espera al amanecer se haga más llevadera. Pocos son los que la aguantan hasta el final. Es curioso porque la gente va bastante preparada desde casa, incluso llevan sus propias mantas, porque aquí el frío pega bastante cuando cae el sol. De esto no se escapa ni los niños, a los que sus padres también les llevan a disfrutar de este acontecimiento.

solstice stonehenge

Yo sinceramente me esperaba otra cosa, más fiesta y un evento de verdad pero desgraciadamente no fue así, resultó bastante aburrido por la falta de música, lo que por supuesto hacía que te entraran ganas de dormir. También se hacía un poco difícil caminar por el recinto con toda la gente durmiendo por el suelo que, por la falta de luz, no se veían.

Tras toda la noche esperando a la salida del sol, también tuve otra gran desilusión. Empezó a nublarse y se pudo ver muy poco el amanecer. Así que, aunque como experiencia estuvo genial, no sé si la repetiría.

solstice stonehenge

La mejor forma de llegar es en coche aunque también hay como ir en autobús y excursiones organizadas, por supuesto. Si vais en coche intentad llegar con antelación ya que os veréis atrapados en atascos de horas y horas. Tanto la entrada como el parking es gratuito y dentro del recinto encontraréis puestos de comida y bebida así como baños públicos.

Si tenéis pensado visitar este monumento seguro que esta es una forma muy diferente a la vez que especial de poder disfrutarlo al máximo gracias a la gente que cada año lo hace posible. Y aunque a mí el evento no terminó de gustarme recomiendo la experiencia sí o sí. Ya me diréis 😉

solstice stonehenge

¡Un saludo, viajeros!

Ray


Acerca de 101motivosparaviajar

¡Hola! Soy Ray. Periodista. Viajo desde mi primer año de vida, pero lo empiezo a contar solo a partir del año 2014, cuando nace 101 motivos para viajar. ¿Te unes a esta aventura interminable?

Deja un comentario