Francia

Conociendo la ciudad más antigua de Francia: Marsella

Marsella, es una de las pequeñas joyas de la costa azul francesa que asombra a más de uno que allí se acerca. Es la ciudad más antigua de Francia y la segunda más poblada del país. Su puerto es uno de los más importantes del Mediterráneo y recibe numerosas embarcaciones a diario.

 

 

Marsella fue Capital Europea de la Cultura en el 2013, lo que le permitió atraer aún más a un mayor número de turistas que se acercan a disfrutar de esta cosmopolita ciudad. Y no es para menos: Marsella atrae cada año a miles de personas gracias a su clima, su gastronomía y sus diferentes paisajes, los cuales forman la combinación perfecta para cualquier persona que quiera tener un poco de todo, tanto momentos de relax como de fiesta. Y es que, si hablamos de fiesta, en Marsella no falta. Su vida nocturna y el buen ambiente abunda en sus calles más concurridas. Pero ojo, andad con cuidado por la zona del puerto ya que suelen haber muchos carteristas.

 

 

Esta ciudad, que cuenta con aproximadamente 850.000 habitantes, tiene muchos contrastes ya que en ella que no solo encontramos diferentes tipos de paisajes sino también de personas de diferentes culturas. Se estima que Marsella podría convertirse en la primera ciudad de mayoría musulmana de Europa occidental, ya que los musulmanes son casi la mitad de la población total de la misma, la mayoría de ellos de origen argelino y tunecino.

 

 

Viajar a Marsella no solo es muy fácil sino que es también muy barato, ya que podemos encontrar vuelos y hoteles a muy buen precio, por lo que es una opción perfecta para una escapada de fin de semana o de un par de días. Eso sí, los precios en general en esta ciudad son elevados.

 

¿Qué hacer en Marsella?

Durante el día, podemos disfrutar del sol en alguna de sus playas y calas de agua muy azul. Por la noche, dar un paseo por el Puerto Viejo y dejarnos llevar por el ambiente nocturno marsellés en algunos de los numerosos locales que se encuentran alrededor del mismo y en sus calles colindantes es un muy buen plan. Aunque eso sí, la brisa marina será nuestra principal compañía durante todo el día.

 

Aunque en las guías de turismo no suelen hablar de lo malo de las ciudades, lo cierto es que Marsella es una ciudad muy pobre y poco cuidada, como podréis comprobar por las calles mientras paseáis por allí, pero no por eso deja de ser encantadora.

 

 

¿Qué ver en Marsella?

La Basílica de Notre-Dame de la Garde y la Catedral de Marsella son los dos puntos principales para visitar durante nuestra visita.

La Basílica de Notre-Dame de la Garde, de estilo neobizantino, está coronada por una efigie dorada de la Virgen María y vigila a los marselleses desde los 149 metros de altura sobre el nivel del mar. Además está elevada otros trece metros más sobre los cimientos que se apoya de una antigua fortaleza que había en la cima.

La Catedral de Marsella o Basílica de Santa María la Mayor es un edificio que, debido a su arquitectura de estilo románico bizantino con el predominio del mármol en su construcción, llama mucho la atención de cualquiera que la ve. Su llamativo estilo la diferencia de muchas construcciones religiosas y la hace única en su género en Francia.

 

 

¿Cómo llegar desde el aeropuerto a Marsella?

Para llegar del aeropuerto a la ciudad (si vais en avión) la mejor opción es el bus y en aproximadamente 45 minutos estaréis en la estación central de autobuses Aix-en-Provence o en la estación de tren de San Charles, según os convenga. El precio del billete i/v es de unos 13€ y se compran en las máquinas que hay justo delante de las paradas para los buses. Una vez en el centro, el metro y los autobuses urbanos serán vuestros mejores amigos para moveros rápidamente por la ciudad (precio: 2 €).

 

 

Sin duda Marsella es un destino más que recomendable así que si aún no habéis ido os animo a que la conozcáis. Estoy segura de que ¡os encantá!

¡Hasta pronto, viajeros!

Ray

¿Necesitáis un seguro de viaje para vivir vuestra experiencia al máximo sin preocuparos por nada? Aquí tenéis este super descuento. Contratándolo por aquí también aportáis vuestro granito de arena a que 101 motivos para viajar siga existiendo 🙂


101motivosparaviajar

¡Hola! Soy Ray. Periodista. Viajo desde mi primer año de vida, pero lo empiezo a contar solo a partir del año 2014, cuando nace 101 motivos para viajar. ¿Te unes a esta aventura interminable?

También te puede interesar...

1 Comentario

  1. […] Viaje a Marsella para conocer un poco más la costa francesa. Me gustó mucho, pero como comenté por Instagram, es […]

Deja un comentario

2018 Copyright 101 motivos para viajar. por Blossom Themes.Funciona con WordPress .
ARRIBA