Dubai (II): Qué ver. Guía rápida para no perderse


Dubai es la ciudad más importante de los Emiratos Árabes. Está situada en la costa del golfo Pérsico, en el desierto de Arabia, y limita al sur con Abu Dhabi. Dubai es una ciudad que hace 40 años estaba escondida en medio de un desierto y que poco a poco se fue levantando para dar lugar a lo que se conoce hoy en día. Es una ciudad que sigue en expansión, y vayáis por donde vayáis veréis edificios en obras.

Así como os conté en el primer post sobre Dubai, mi viaje a esta ciudad fue, por así decirlo, repentino. En esta ocasión fue un viaje familiar y lo preparamos en muy poco tiempo. La idea que se ha extendido sobre esta ciudad es que es una ciudad llena de lujos y extravagancias que difícilmente encontraréis en otros lugares. También se suele decir que se necesita mucho dinero para poder viajar hasta allí. Así que me gustaría aclarar esto. La verdad es que como bien se sabe, Dubai presume de tener edificios únicos en el mundo, que en su gran mayoría baten el récord de “más altos”, “más caros” y “más grandes”. Pero a parte de esto tengo que decir que a mi parecer no es taaaaan exagerado como dice la gente.

Puede que por la época calurosa en la que fui me impidió ver muchas cosas, ya que supongo que la gente con dinero de verdad estarán metidas en sitios con aire acondicionado, así como en sus oficinas. En mis 5 días allí tengo que decir que vi apenas 3 coches de lujo. Sus edificios únicos en el mundo sí, son espectaculares, pero no pasa de ahí. No he visto gente arreglada en ningún sitio ni “dinero” por las calles. Para mí Dubai no pasa de ser una ciudad muy normal que luego tiene infraestructuras que llaman mucho la atención.

En cuanto a que es una ciudad para gente de dinero, es muy relativo. Al igual que os conté en la entrada anterior, el dinero que gastaréis dependerá de en dónde os alojéis, qué medio de transporte cojéis, qué coméis y qué visitéis. Así que es una ciudad totalmente asequible para todos los bolsillos.

Tienda de accesorios

Qué ver en Dubai

Así que empezando con las ‘extravagancias’ de Dubai en primer lugar el archiconocido hotel Burj Khalifa. Es el hotel y el edificio más alto del mundo: tiene 828 metros de altura. Tardó en construirse tan solo 6 años, ya que 13.000 trabajadores se encargaban de levantar una nueva planta cada tres días. Se puede visitar su interior subiendo a la planta 124 (At the Top) o a la 148 (Top Sky). Los precios varían, de entre 125 y 300 dhs para la primera opción, y 500 Dhs para la segunda. Os recomiendo que compréis los tickets con antelación ya que es la atracción más visitada de la ciudad y no vaya a ser que os quedéis sin entrada.

burj khalifa

Delante del Burj Khalifa está la Dubai Fontain. En determinadas horas del día podéis disfrutar de un gran espectáculo de agua y luces que convierte a esta zona en un lugar aún más bonito si cabe. Los horarios son: a las 13.00 y 13.30 horas de sábado a jueves; a las 13.30 y 14.00 horas los viernes y a cada 30 minutos todos los días de 18.00 a 23.00 horas.

dubai views

En Dubai también está el único hotel de 7 estrellas del mundo, el Burj Al Arab. Alojarse en él puede costar entre 1.000 y 20.000 euros la noche. Además, por supuesto, cuenta con sus propia playa privada. En él la palabra “no” no existe.

burj al arab

burj al arab

Dubai es muy visitado también por los amantes de las compras. Y, como no, alberga el centro comercial más grande del mundo: el Dubai Mall. Se encuentra al lado del Burj Khalifa. En él hay más de 1200 tiendas por lo que será imposible que salgáis con las manos vacías.

Otro centro comercial importante es el Dubai Marina Mall, que se encuentra en una de las zonas de más lujo de la ciudad: Dubai Marina. Y también cabe mencionar el Mall of the Emirates. Todos ellos tienen su propia parada de metro.

mall of the emirates

Dubai también bate récords en poseer las islas artificales más grandes del mundo. La más famosa es la que tiene forma de palmera (The Palm) y las que forman el mapamundi (The World). La primera se encuentra al lado de la zona de Dubai Marina, en Palm Jumeirah. En la punta de esta isla (a la que para llegar o cogéis una línea de metro privada que tienen o cogéis un taxi) se encuentra otro de los hoteles más famosos de la ciudad: el Atlantis The Palm Hotel Resort. Con una arquitectura diferente, en él encontráis de todo, desde tiendas hasta un parque acuático. Su playa también es privada por lo que solo los huéspedes del hotel podrán disfrutar de su blanca arena.

palm island

Fuente foto: Wikipedia

 

hotel atlantis dubai

Atlantis The Palm Hotel Resort

La otra cara de Dubai

En Dubai no todo es lujo. También hay pobreza, y mucha. Si queréis conocer la otra cara de Dubai, la más pobre por así decirlo, os recomiendo que visitéis la zona de los mercadillos y tiendas locales y viviréis otro tipo de experiencia en la ciudad del lujo. Esta es la zona de Al Ras (si vais en metro os podéis bajar en la parada que tiene este nombre e ir caminando), y en ella es donde están los mercados más famosos de la ciudad: el mercado del oro (Gold Souq) y el de las especias (Spice Souq), situados relativamente uno al lado del otro. En el Gold Souq, como no, se encuentra el anillo de oro más grande del mundo y pesa 63 kilos. En este mercado también podéis encontrar plata y diamantes.

ring dubai

Por otro lado, en el Spice Souq, encontráis especias de todo tipo y lugares del mundo. Aquí las personas que trabajan en las tiendas (en su gran mayoría hombres) son muy simpáticos y os dan para oler las especias que tienen y también nos dicen qué es qué y para qué sirve cada una. Intentan a toda costa vender algo pero no ponen oposición a que saques fotos o te lleves una pequeña nuestra.

spice souq

spices

Entre calle y calle de estos mercados también hay puestos de ropa, pañuelos, artículos árabes y souvenirs. Pero os recomiendo que no os dejéis engañar porque aquí suelen ser más caros. En Dubai hay unas tiendas parecidas a las tiendas chinas en España, en las que venden de todo y creo que es el mejor sitio para comprar souvenirs ya que es más barato que en cualquier otro lugar. Estas tiendas suelen estar más escondidas, en barrios más alejados del centro, como por ejemplo en este de Al Ras.

Desde el Spice Souq os recomiendo que salgáis de él y os acerquéis a la parte del río en donde podéis coger una especie de barquita que por solo 1 dh os conecta con la otra parte de Dubai mientras os da un paseo por su Creek (arroyo que divide la ciudad en dos, básicamente en la zona más cara y la zona más pobre). Creo que es una buena experiencia y una forma de vivir la otra cara de la ciudad.

dubai boat

Si tenéis la ocasión, acercaros a tomar una taza de café árabe. Creo que cuando viajamos a otros lugares muy diferentes al nuestro de origen lo principal es intentar probar platos y bebidas nuevas ya que, en mi opinión, es otra forma de conocer el lugar y sus costumbres. El café en sí no me gustó, no pude dar más que dos tragos seguidos pero por lo menos volví con una misión cumplida que era la de probarlo. Junto con el café se suele comer dátiles, producto típico de la zona y que os cansaréis de ver en todos los sitios y de todas las formas posibles. Si queréis saber más sobre el café árabe no os perdáis este post de la sección #coffeelovers.

cafe arabe

Por último, me gustaría decir que cuando viajéis a los EAU, si no hacéis escala y tenéis más tiempo, tenéis que reservar dos días, uno para visitar Abu Dhabi y otro para ir de Safari (por supuesto este último es opcional pero creo que Abu Dhabi es obligatorio).

Si queréis saber más no dejéis de visitar:

¡Hasta pronto viajeros!

¡Nos leemos en el próximo post!

Ray


Acerca de 101motivosparaviajar

¡Hola! Soy Ray. Periodista. Viajo desde mi primer año de vida, pero lo empiezo a contar solo a partir del año 2014, cuando nace 101 motivos para viajar. ¿Te unes a esta aventura interminable?


Deja un comentario

Una idea sobre “Dubai (II): Qué ver. Guía rápida para no perderse