Italia

Excursión a la Pompeya viviente

En el año 79 d.C una terrible erupción del volcán Vesubio hacía desaparecer la ciudad italiana de Pompeya (Pompei en italiano) dejándola entera sepultada por sus cenizas y por la piedra pómez originadas de su lava. Este suceso afectó también a ciudades cercanas como Herculano y Estabia. Pese a que su origen es incierto, se cree que esta ciudad fue fundada por los oscos en el siglo VII a.C., y con el paso de los años se convirtió en una ciudad con mucho dinero, repleta de palacios, monumentos y enormes jardines.

pompeya

No fue hasta 1748 cuando el entonces rey de Nápoles, Carlos III, quien futuramente lo sería de España, encargó al ingeniero militar español Roque Joaquín de Alcubierre que aumentase su área de excavaciones, iniciadas diez años antes en la zona de Herculano, para intentar encontrar a esta pequeña localidad italiana, aunque no fue identificada como Pompeya hasta 1763.

4

De las excavaciones se consiguió recuperar prácticamente toda la ciudad y se puede recorrer los edificios en los que los ciudadanos hacían su vida diaria, entre los que destacan algunos templos, la basílica, el foro y las termas, además de algunas lujosas casas en las que aún se conservan frescos y mosaicos de la época. 

pompeya

Uno de los más visitados y que más atención llama es el lupanar, un prostíbulo en el que aún se pueden ver las camas de piedra que utilizaban, además de algunos frescos con pinturas eróticas.

lupanar pompei

Tal es el buen estado de conservación de Pompeya que mientras caminamos por sus calles da la impresión de que allí aún hay gente viviendo. El propio eslogan de esta curiosa ciudad es ‘Pompeya Viva‘, lo que demuestra la capacidad que tienen sus restos arqueológicos de contar por sí mismos su propia historia y hacernos conocer un poco más acerca del estilo de vida que tenían sus habitantes. Esto la hace aún más merecedora de su título como Patrimonio de la Humanidad, declarado por la Unesco en 1997.

pompeya viva

Por si fuera poco, Pompeya trata de acercarnos un poco más al pánico que sintieron sus habitantes en el momento de ese terrible suceso. Así es que hay una exposición de las figuras de algunos de sus ciudadanos que se encontraron atrapados por las cenizas del Vesubio. Quizás no sea lo más agradable para ver en nuestra visita pero sin duda es una buena forma de contarnos una parte de su historia. 

pompeya

Pompeya, al haber estado cubierta por la piedra pómez originada en la erupción, también se hace conocer como poseedora de las mejores piedras pómez por lo que mucha gente intenta llevarse una muestra cuando la visita. Aunque hacer esto está prohibido. A la salida de esta ciudad viviente encontraréis puestos de souvenirs en los que venden este tipo de piedras, pero no os dejéis engañar porque son de las que podemos encontrar en cualquier lugar del mundo.

3

Cómo llegar a Pompeya

Para llegar a Pompeya la mejor opción es ir hasta Nápoles y luego tomar la línea Circumvesuviana que nos lleva directamente allí. La entrada no es gratuita, cuesta unos 11€. Allí también tenéis la posibilidad de hacer una excursión hasta el Vesubio por 20€ (yo no la hice). Mucha gente opta por comprarse un mapa nada más llegar allí ya que es bastante fácil que nos perdamos por sus callejuelas, además es una buena opción si queréis saber más acerca de cada una de sus partes, de edificio y de cada construcción.

pompei

Espero que si os decantáis por visitar Pompeya os llevéis una buena experiencia como la llevé yo y que os guste mucho. Y a ver si tenéis suerte y os lleváis una pequeña piedra pómez…;)

¡Nos leemos en el próximo post!

¡Saludos viajeros!

Ray

101motivosparaviajar

¡Hola! Soy Ray. Periodista. Viajo desde mi primer año de vida, pero lo empiezo a contar solo a partir del año 2014, cuando nace 101 motivos para viajar. ¿Te unes a esta aventura interminable?

También te puede interesar...

Deja un comentario

2018 Copyright 101 motivos para viajar. por Blossom Themes.Funciona con WordPress .
ARRIBA